Sentada ©

Te alejas poco a poco

y la incertidumbre se ancla en mi alma.

Te alejas como la lluvia

sin avisar ni premeditar la calma…

esa calma voraz que genera cambio

esa calma voraz que genera un comienzo.

Te alejas poco a poco

y me quedo aquí sentada

mirándote andar

andar y buscar aquello que no se dejó encontrar.

Te alejas y yo me quedo sentada

aquí anclada y sin verdadera calma

recogiendo los pedacitos de aquella farsa

y viéndote viajar sin interrumpir tu danza.

Te alejas y dejas un cambio

marcas un comienzo, al irte como el agua

pero dejas inundada mi alma

llena de incertidumbre y un triste “Gracias”.

Te alejas y yo

me quedo aquí sentada

mirando a este cielo

que está lleno de tus palabras.


Por Carolina Gonzalez (Carolina Portilla Garcés)

Julio 8 de 2015

cropped-carolinaweb20151.jpg